Las 11 Reglas de la Vida que tus Hijos no Aprenderán en el Colegio (Bill Gates)

Discurso de Bill Gates: Las 11 Reglas de la Vida que tus Hijos no Aprenderán en el Colegio
Bill Gates volvió recientemente a su antiguo instituto a dar un discurso a los alumnos, y entre todas las cosas que les dijo recalcó 11 reglas de vida para que tuvieran en cuenta los chicos:
Regla Uno – La vida no es justa, acostúmbrate a ello.
Regla Dos – Al mundo no le importará tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo.
Regla Tres – No ganarás US$5.000 mensuales justo después de haber salido de la escuela, y no serás el vicepresidente de una empresa, con coche gratis, hasta que hayas terminado el instituto, estudiado y trabajado mucho.
Regla Cuatro – Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida.
Regla Cinco – Dedicarse a voltear hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: le llamaban oportunidad.
Regla Seis – Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no lloriquees por tus errores; aprende de ellos.
Regla Siete – Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como lo son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, lavar tu ropa sucia y escucharte hablar acerca de lo “super” que eres y lo pesados que son ellos. Así que antes de emprender tu lucha por las selvas vírgenes, contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación, escritorio, armario y closet.
Regla Ocho – En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no. En algunas escuelas ya no se pierden años lectivos y te dan las oportunidades que necesitas para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez más fáciles. Eso no tiene ninguna semejanza con la vida real.
Regla Nueve – La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.
Regla Diez – La televisión no es la vida real. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.
Regla Once – Sé amable con los “NERDS” (los más aplicados de tu clase). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

59900_10151432161618042_1221860605_n

Corre por la red, …, no se si será verdad lo del discurso en su antiguo instituto pero es una buena reflexión en el proceso de enseñanza aprendizaje, para nosotros, los enseñantes y para nuestros aprendices.

Felicitación del CEE Gloria Fuertes de Andorra (Teruel)

Preciosa felicitación navideña realizada en el Colegio de Educación especial Gloria Fuertes de Andorra (Teruel).
El motivo es un mural realizado en el invernadero del centro.

andorra_1

andorra_2

Temor de Albert Einstein.

Los temores de Albert Einstein se han cumplido,…

einstein_portada

Graffiti de Oporto.

casatr

Imagen

Sufrir y gozar

“Sufrimos demasiado por lo poco que nos falta y gozamos poco por lo mucho que tenemos”
Shakespeare

Reglas básicas de convivencia

Reglas convivencia

Carne cruda

El premio ONDAS nacional de radio al Mejor programa de radio en 2012 ha sido para el programa CARNE CRUDA de RNE.

Su directos, Javier Gállego, ahora en paro como él mismo dice nos ha dejado un lema reivindicativo al recibir el premio:
Estoy más que harto y no quiero seguir soportándolo.

Cuento Zen: El arquero.

Cuento que nos hace reflexionar sobre, la superación personal, la confianza en uno mismo y sobretodo la humildad.

“Tras ganar varios concursos de arquería, un arrogante y joven campeón retó a un reconocido maestro zen en el arte del arco.

Con su primer disparo el joven dio en pleno centro de la diana; su siguiente flecha partió en dos la primera.

- ¡A ver si eres capaz de igualar eso! – le dijo al maestro.

Inalterable, el anciano en lugar de sacar sus flechas invitó al joven a que le siguiera hacia lo alto de una montaña. Pararon al llegar a lo alto de un profundo abismo atravesado por un frágil y tembloroso tronco.

El maestro caminó tranquilamente hasta el centro del tronco, eligió a lo lejos un árbol como blanco y disparó un tiro limpio y certero.

- Ahora es tu turno, joven campeón – dijo el anciano mientras saltaba serenamente a tierra firme.

Ante el pavoroso precipicio, el joven fue incapaz siquiera de dar un paso sobre el tronco y menos aun lanzar una flecha.

- Eres muy hábil con el arco- expresó con amabilidad el maestro- pero tu mente es débil y hace a tus flechas siervas de tus temores.

 

Desplazamientos llenos de vida.

En este fragmento de La ciudad de los niños, Frato nos relata como transcurren los desplazamientos en la ciudad. Lo subrayado es una ejemplo de vivir el momento con atención plena (vivir intensamente el presente).

Este texto es un filón, para reflexionar sobre como vivimos los tiempos en que nos desplazamos por la ciudad con niños, y aprender de la manera de absorber, vivir, anclarse al presente que tienen los pequeños.

“Nuestros desplazamientos, cada vez más a menudo, son traslados, pasos de un punto a otro, dirigidos a un objetivo, por tanto proyectados al futuro, ligados a una función. Distraídos por estas preocupaciones intentamos llegar en el menor tiempo posible al lugar de destino.

Los niños se comportan de manera totalmente diferente. Viven sus desplazamientos como una sucesión de momentos presentes, cada uno importante en sí mismo, cada uno digno de una parada, de una sorpresa, de un contacto. Y entonces los tiempos se alargan, los bolsillos de los niños se llenan de piedras, de hojas, de papeles, y la mente se llena de imágenes, de preguntas, de nuevos descubrimientos. Y todo está junto: lo hermoso, lo nuevo, lo general y lo particular.

Esto suele ser causa de incomprensión por parte de los mayores que recomiendan neciamente: “¡No te detengas a cada momento!”, “¡No pierdas el tiempo!”, sin darse cuenta de que es precisamente perdiendo el tiempo como nos hacemos mayores”.

La ciudad de los niños. Francesco Tonucci.

Tiempos oscuros

En tiempos tan oscuros nacen falsos profetas.
Canción “Siete Crisantemos”. Disco “Esta boca es mía”
Joaquín Sabina

Los años

Lo bueno de los años es que curan heridas.
Canción “Siete Crisantemos”. Disco “Esta boca es mía”
Joaquín Sabina

Ser capaz de decidir. Napoleón.

“Nada es más difícil, y por lo tanto más precioso, que ser capaz de decidir “. Napoleón Bonaparte.

“Nothing is more difficult, and therefore more precious, than to be able to decide.”
Napoleón Bonaparte.

Preguntas

La sabiduría está en las preguntas  (Tierno Galván)
Lo importante es seguir haciéndose preguntas   (Einstein)
Haz buenas preguntas y los hombres encontrarán por si solos las respuestas  (Platón)

La montaña es una buena maestra.

La montaña es una buena maestra. Entrevista a Edurne Pasaban. Cuadernos de Pedagogía.

“Disfrutamos del camino, no de la cima”
“La montaña me ha enseñado a escuchar a la gente y a aprender de los demás, a comunicarme de una forma más intensa”.

Talento (J. A. Marina)

“Antes de la educación solo hay biología. Después de la educación está el talento”.

“El concepto del deber forma parte de la posibilidad de libertad que tiene un niño”.
José Antonio Marina.

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 521 seguidores