Decálogo para formar delincuentes

Seguro que os acordáis del juez de menores de Granada, Emilio Calatayud conocido por sus sentencias ejemplares y sus famosos vídeos, algunos recogidos en este blog. Pues ha publicado un libro titulado “Reflexiones de un juez de menores” (Dauro, 2007) en el que inserta este “Decálogo para formar un delincuente”:
1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.
2. Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto le animará a hacer cosas más graciosas.
3. No le regañe ni diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.
4. Recoja todo lo que el deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.
5. Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente esté llena de basura.
6. No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.
7. Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el dia en que su familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.
8. Dale todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.
9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comidas y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustaciones.
10. Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Pilar
    Mar 20, 2009 @ 22:51:28

    Cuando he leido el decálogo, me ha recordado algo que leí hace años. Cómo señala Emilio Calatayud en el video, el decálogo fué publicado por la Dirección general de la Policia de Seattle (Washington):

    • Dadle desde la infancia todo lo que quiera: Así llegará a mayor, convencido de que el mundo entero le debe todo.
    • Si dice tonterías, reíd: Así creerá que es un gracioso.
    • No le deis ninguna formación espiritual: Cuando sea mayor de edad, ya escogerá.
    • No le digáis nunca: Eso está mal. Podría crearse complejos de culpa. Y más tarde, cuando, por ejemplo sea arrestado por robar un coche, estará convencido de que es la sociedad quien le persigue.
    • Recoged todo lo que él tira por los suelos. Así se convencerá de que todos están a su servicio.
    • Dejadle leer todo: Desinfectad su vajilla, pero dejad que su espíritu se recree en cualquier torpeza.
    • Discutid siempre delante de él. Cuando vuestra familia esté destrozada, él no se dará por enterado.
    • Dejadle todo el dinero que quiera. Así ni siquiera sospechará que debe trabajar para poder disponer de dinero.
    • Que todos sus deseos estén satisfechos. ¡De otro modo resultará un frustrado!
    • Dale siempre la razón: Así creerá que los profesores, la gente y la ley le están siempre deseando el mal.

    Y cuando haya llegado a ser un verdadero desastre: Proclamad que nunca habéis podido hacer nada con él.
    Os habéis preparado una vida de dolores. Y seguramente los tendréis.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: