Generosidad y salud.

“Los filántropos deberían correr más riesgos que las empresas”. Es una frase de Bill Gates, quien además, predica con el ejemplo. El pasado verano, uno de los hombre más rico del planeta,  realizó la mayor donación a la caridad de este siglo: un paquete de acciones de Microsoft con un valor de 4.600 millones de dólares. El 5% de su fortuna, nada menos.

El donativo se enmarcaba dentro de la campaña filantrópica The Giving Pledge (El compromiso de dar, en inglés), puesta en marcha en 2010 por el propio Gates y el megarrico Warren Buffett.

Con la premisa de que los acaudalados deberían devolver algo a la sociedad con la que se hicieron ricos ya ha convencido a 150 grandes fortunas, incluyendo a George Lucas, Mark Zuckerberg y el fundador de eBay, Pierre Omidyar.

Gates y Buffett podrían captar a muchos más si al argumentario que manejan añaden otro motivo ayudar a los demás beneficia seriamente a la propia salud. Ahora resulta que la filantropía no sólo es recompensada con exenciones fiscales por parte de los gobiernos, sino que también puede alargar la vida.

La explicación: el comportamiento generoso activa la ruta mesolímbica, es decir, la parte del cerebro que responde a las recompensas emocionales. Como consecuencia, se libera un chute euforizante de dopamina y endorfina. Una respuesta casi idéntica a la que se produce mientras devoramos un rico pastel o practicamos sexo.

Lo dice Darwin. Al fin y al cabo, la evolución no sólo favorece a los individuos más sanos; también lo hace a los que mejor viven en grupo. Por eso, nuestra masa gris siente el mismo placer si nos damos un festín que si echamos una mano a nuestros congéneres o apoyamos una causa benéfica.

 

Fuente: El Mundo 14 octubre 2017. http://www.elmundo.es/papel/lifestyle/2017/10/11/59d61ceae2704e923c8b4627.html

Ranking de felicidad 2017. Informe de la ONU.

Un informe de la ONU analiza lo felices que son los habitantes de 155 países estudiando 6 factores sociales. El resultado es una puntuación de 0 a 10.

Las variables que ha estudiado la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de la ONU para extraer en qué países se disfruta de una mayor calidad de vida fueron seis: han sido el Producto Interior Bruto, salud y  esperanza de vida, la generosidad, la libertad y apoyo social en un entorno de mínima corrupción en las instituciones privadas y del gobierno.

Teniendo en cuenta estos parámetros, España no sale especialmente bien parada, ya que se queda en el puesto 34 entre los 155 examinados. Estos son los 10 primeros puestos del ránking: Noruega, Dinamarca, Islandia, Suiza, Finlandia, P. Bajos, Canadá, N. Zelanda, Austria y Suecia.

RANKING_FEL17

Aunque las comparativas son odiosas, es inevitable hacerse la pregunta de qué tienen ellos que no tengamos nosotros. Y, según expertos consultados opinan que en los países nórdicos «hay una hegemonía de valores», y además: «La igualdad de género, la censura de la corrupción, la cohesión social o la solidez del empleo público marcan la diferencia, entre otras cosas, con respecto a España». En esos países se reconoce un sentido comunitario y un entendimiento de aspirar por el bien común.

La infelicidad va ligada a la pobreza fijándonos en los países del final de la tabla, según este informe: Ruanda, Tanzania, Burundi, R. Centro-africana.
Este informe aporta datos pero no muchas propuestas de mejora.

Competencias emocionales. Grop.

Rafael Bisquerra y el GROP introducen matizaciones en su mapa de competencias emocionales y los aspectos que los integran.

bisquerra

http://www.rafaelbisquerra.com/es/competencias-emocionales.html

¿Funciona el mindfulness?

Existen muchos estudios acerca de las zonas cerebrales que se activan meditando y cual es la intensidad de las ondas cerebrales. En este caso es una experiencia realizada en la Universidad Complutense de Madrid que muestra como cambia el cerebro mientras el periodista (sujeto de estudio) realiza en 4 tareas , 3 de ellas meditativas, mientras con un potente instrumento de medida registran su actividad cerebral.

Fuente: El Mundo. Zen.

http://www.elmundo.es/vida-sana/mente/2016/04/17/5710e63f468aebbf748b4613.html

MSCEIT. Test de Inteligencia Emocional Mayer Salovey Caruso.

 

MSCEIT

MSCEIT. Test de Inteligencia Emocional Mayer-Salovey-Caruso. http://web.teaediciones.com/MSCEIT–Test-de-Inteligencia-Emocional-Mayer-Salovey-Caruso.aspx

El MSCEIT es un test diseñado para evaluar la inteligencia emocional entendida como una capacidad. No se trata de una medida de autoinforme sino de una prueba de habilidad cuyas respuestas representan aptitudes reales para resolver problemas emocionales.
Es la primera medida que proporciona puntuaciones válidas y fiables en cada una de las cuatro áreas principales de la inteligencia emocional según el modelo de Mayer y Salovey: 1) Percepción emocional, 2) Facilitación emocional, 3) Comprensión emocional y 4) Manejo emocional. Además proporciona una puntuación total de inteligencia emocional así como puntuaciones en dos áreas, experiencial y estratégica, y en cada una de las tareas específicas que incluye el test.
El MSCEIT es un instrumento de gran prestigio en todo el mundo, que resulta útil con fines de desarrollo personal, formación de equipos, formación, selección de personal, etc.
Corrección y obtención de informe interpretativo on-line mediante http://www.teacorrige.com.

Proyecto INTEMO. Berrocal.

http://www.mecd.gob.es/educacion-mecd/dms/mecd/educacion-mecd/mc/convivencia-escolar/formacion/jornadas-jaen/Pablo-Fern-ndez-Berrocal/Pablo%20Fern%C3%A1ndez%20Berrocal.pdf

 

 

Conferencia. Ph. D. David Caruso.

Conferencia plenaria del Ph. D. David Caruso en el II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional, celebrado en Santander (Cantabria, España) los días 16, 17 y 18 de septiembre de 2009.
Tras la publicación del Informe Fundación Marcelino Botín 2008: Educación Emocional y Social. Análisis Internacional (http://www.educacionemocionalysocial.com), la Fundación Marcelino Botín decidió promover, apoyar y organizar el II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional con el objetivo de facilitar la puesta en común, el debate y la reflexión sobre los avances y nuevos retos en el ámbito de la Inteligencia Emocional en todo el mundo.
Esta iniciativa forma parte de Educación Responsable, una experiencia educativa que la Fundación desarrolla en Cantabria desde 2004. Consiste en un proceso global (investigación, creación, formación, implementación, apoyo y evaluación), que ofrece recursos y técnicas educativas para facilitar y fomentar el desarrollo emocional, cognitivo y social desde la infancia, con un modelo de actuación en el que participan familia, escuela y comunidad.

Mood Meter Coloured mood

 

 

Anteriores Entradas antiguas