Cuento de Convivencia (erizos)

cuento..

Durante la era glaciar, muchos animales morían por causa del frío.
Los erizos, percibiendo esta situación, acordaron vivir en grupos; así se daban abrigo y se protegían mutuamente.
Pero las espinas de cada uno herían a los vecinos más próximos, justamente a aquellos que le brindaban calor.
Y por eso, se separaban unos de otros.
Pero volvieron a sentir frío y tuvieron que tomar una decisión: o desaparecían de la faz de la tierra o aceptaban las espinas de sus vecinos.
Con sabiduría, decidieron volver a vivir juntos.
Aprendieron así a vivir con las pequeñas heridas que una relación muy cercana les podía ocasionar, porque lo realmente importante era el calor del otro. Y así sobrevivieron.

La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, es aquella donde cada uno acepta los defectos del otro y consigue aceptación para los suyos propios. Donde el respeto es fundamental!!!!!.
ANÓNIMO

Aprender a convivir (2006)

MARINA, José A. Aprender a convivir. Barcelona: Ariel. 2006. 217p.
Nos ofrece claves para repensar y profundizar en el actual modelo de convivencia, que Marina divide en tres niveles. “El primero ellos -dice- es fundamental y consiste en saber convivir con uno mismo, algo nada fácil y que influye notablemente en los otros dos niveles”. Esos otros niveles son la convivencia con los cercanos -pareja, familia, amigos, compañeros de trabajo, etc- y con el resto de los ciudadanos, lo que el llama la convivencia política.

Convivir en la palabra (2007)

(Con)vivir en la palabra. El aula como espacio comunitario.
Autor/a: Juan Sánchez-Enciso.
Colección:
Graó general Nivel: Secundaria
Páginas:
196
Libro que reclama la vivencia y convivencia para convertir el aprendizaje escolar en una experiencia apasionante. Que nos abre la puerta de un aula colaborativa que lee y escribe, habla, escucha y construye pensamiento interpersonal que se convierte en intrapersonal. Una clase de seres humanos parecidos y diferentes que aprenden los unos de los otros, con la mediación de un docente que siempre está aunque finja irse y que, a veces, enseña explícitamente y pide silencio y atención. Conductor a menudo transparente de una clase que respira.Luces y sombras para empezar: Dante, Cela, Palou y dos que ya no dan clase · Reinventar la profesión · Escribir en el aula · Leer, interpretar y hacer poesía en el aula · Los clásicos y la historia literaria · Taller de cuento literario · Convivir en la palabra · Tres historias para ir terminando